Consejos para comprar fajas

Las fajas han evolucionado a partir de los corsés para convertirse en prendas tecnológicamente avanzadas para reducir el volumen y disimular esos kilos de más. Las fajas que dan forma están disponibles a la venta en una amplia gama de marcas, tamaños y colores. Por lo que se hace muy difícil, saber cual has de comprar, a continuación te damos una serie de consejos e información para que sepas cuál necesitas.

Es muy útil saber lo que estás buscando antes de comenzar a mirar en las tiendas ropa interior ya que si no tienes la información suficiente, es posible que acabes comprando algo que no es exactamente lo que necesitas. Una buena faja tiene un ajuste perfecto, es cómoda de llevar y no forma protuberancias en la parte superior o inferior.

Consejos para comprar fajas

El tamaño de las fajas

Las fajas deben tener el tamaño correcto para quedar bien debajo de la ropa. La talla equivocada puede significar la diferencia entre un uso cómodo y un día lleno de incomodidad. Una fajas de una talla que no es la tuya puede crear pliegues y bultos anti estéticos que, además de ser feos, pueden provocar incomodidades como pequeños pellizcos. Para asegurarse de que el tamaño es correcto, mide tu cintura y tus caderas. El vendedor de lencería bien será capaz de traducir estas medidas en la talla de la faja que se ajuste correctamente a tus medidas. Para colocarte la faja, lo mejor es pedir ayuda. El ajuste correcto del sujetador incluye una fórmula especial y la colocación precisa para obtener el resultado correcto.

Las tallas varían según la marca de la faja. Algunos fabricantes son más fieles a los tamaños fijados por la industria mientras que otros diseñadores crean su tamaño un poco más grande al estándar, sobre todo por temas de comodidad y confianza. Algunos diseñadores se especializan en fajas específicas como tamaños extra grandes. Debes probarte las fajas para asegurarte de que el ajuste es correcto.

Elegir el color de las fajas

Las fajas se fabrican en una gama de colores más pequeña que la de la ropa interior convencional. Por lo general, en una tienda puedes encontrarlas en color carne, negro y blanco. Para todos los efectos, el beige será suficiente para la mayoría de los tonos de piel. Las de color blanco son las mejores para los vestidos de novia mientras que muchas mujeres prefieren el color negro cuando visten ropa oscura. Siempre intenta colocar la faja debajo de la ropa de manera que no sea visible. Puede que sea necesario fijar la faja a la ropa para evitar que se desplace durante el uso.

Consejos para comprar fajas

Niveles de control de las fajas

Compra una faja que te ofrezca el nivel deseado de control. Existen tres niveles de control en fajas: superficial, medio y firme. El superficial es más para el control diario y protege contra la marca visible de la ropa interior. Las fajas de control medio dan la ilusión de estar más tonificada y disminuye cualquier bulto indeseable. Las fijas de nivel más firme son las que ofrecen un mayor control. Tienen la capacidad de reducir centímetros de contorno. Recuerda que es más importante que te sientas cómoda dentro de tu faja que comprimir tu cuerpo en algo que es demasiado pequeño. Estas opciones de control permiten una mayor libertad en este aspecto.

Debes elegir el color y el tamaño adecuado para que estés cómoda. Una faja adecuada te ayuda a reorganizar tu cuerpo y mostrarlo firme y plano. Reducirás el tamaño de tu contorno y te dará libertad de movimiento y comodidad.