Fajas reductoras

Las fajas reductoras son el tipo de fajas más comúnmente utilizadas. Las versiones más modernas son confeccionadas con nuevas y sofisticadas máquinas de tejer que las hacen prácticamente lisas, sin fisuras o costuras. Además, los modelos de fajas reductoras se crean detectando aquellas zonas en las que aumentar y disminuir los niveles de apoyo, permitiendo dar una mayor firmeza y estabilidad al cuerpo de la mujer.

Las fajas de hoy en día pueden aplanar su abdomen, levantar y suavizar la parte inferior y a la vez, dejar el pecho libre permitiendo que conserve su forma y tamaño original. Se utiliza la compresión para dar lugar a una línea suave del cuerpo y evitar las incomodidades de las fajas antiguas.

Fajas Reductoras

Fajas moldeadoras

También se las conoce como modeladores de cuerpo en algunos países. Esto es porque son unas prendas que permiten moldear el cuerpo tanto de mujeres como de hombres. Es decir, una faja no solo sirve para esconder ese michelín o reducir el contorno del abdomen, la faja te ayudará a moldear tu cuerpo y recolocar las zonas para conseguir una figura más estilizada.

Beneficios de las fajas reductoras

Como explicábamos en el párrafo anterior, una faja no solo sirve para reducir contorno sino que puede ayudarte a moldear tu cuerpo. Entre sus más conocidos beneficios destacas los siguientes:

  • Proporcionar resultados inmediatos y visibles.
  • Adelgazar
  • Conseguir apoyo y soporte.
  • No se ven bajo la ropa.
  • Aumentan la autoestima: sensación de estar más delgado, más firme y más joven.

Existe un amplia colección de marcas y modelos de fajas reductoras. Tomarte unos días en elegir cual es la más adecuada para ti te permitirá después lucir más guapa en menos tiempo. El efecto de una faja es inmediato, solo hay que colocarla y automáticamente el cuerpo se estilizará dando lugar a una figura perfecta. A pesar de que las fajas de hoy en día ofrecen una sujeción mayor y un control prácticamente perfecto, al contrario de lo que pueda parecer, no son nada rígidas. Antiguamente las fajas eran conocidas por ser incómodas pero las fajas de hoy pueden ayudarte a reducir sin molestar. Conseguirás un resultado estupendo en las caderas, el abdomen y la cintura.

A qué edad pueden usarse las fajas

Las fajas reductoras son una prenda que puede utilizarse prácticamente a cualquier edad. Desde la adolescencia, donde algunas personas pueden verse fuertemente afectadas por su apariencia física hasta hasta personas mayores. Solo se necesita una cosa: el deseo de estar más delgado. Para algunas personas que no son capaces de perder peso o que lo pierden con demasiada lentitud, las fajas son una solución temporal perfecta para encontrarse mejor hasta que llevan a su peso ideal. Las fajas reductoras aportan gran flexibilidad y no se notan con la ropa puesta por lo que cualquier podría utilizarlas sin que nadie lo notase. El aspecto será totalmente natural.

Fajas para adelgazar

Tipos de fajas reductoras

Si una mujer busca fajas, encontrará una gran variedad de cómodas fajas y muy fáciles de usar. Las fajas pueden ofrecerte instantáneamente una curva en tus caderas, una reducción en tu vientre y mejorar muchas áreas del cuerpo como el pecho, cintura, cadera, muslo, nalgas, piernas, etc. Existen fajas especiales para cada zona del cuerpo así como fajas de cuerpo entero que te permiten una sujeción total. En función de cual sea el resultado que deseas, necesitarás utilizar un tipo de faja u otro. Por ejemplo, hay fajas especialmente diseñadas para las caderas que tienen una forma similar a unas mallas ajustadas (fajas panty) y hay otras que realzan el pecho y que son más parecidas a un corsé. También hay fajas para eventos especiales, como las bodas, o para la maternidad.